Viviendo intencionalmente para cultivar intimidad con Dios